Etiopía, oficialmente la República Democrática Federal de Etiopía (amárico: ኢትዮጵያ, Ityop’iya), antiguamente conocida como Abisinia o Alta Æthiopía, es un país situado en el Cuerno de África. Limita al norte con Eritrea, al noreste con Yibuti, al este con Somalia, al sur con Kenia y al oeste con Sudán y Sudán del Sur.

Único entre los países africanos, Etiopía nunca ha sido colonizada, manteniendo su independencia durante toda la Repartición de África, excepto por un periodo de cinco años (1936-1941), cuando estuvo bajo la ocupación italiana.

Es también la segunda nación más antigua del mundo en adoptar el cristianismo como religión oficial. Su capital y ciudad más grande y poblada es Adís Abeba.

El nombre Etiopía se deriva del griego Αἰθιοπία Æthiopia, proveniente a su vez de Αἰθίοψ Æthiops ‘etíope’ que en griego significaría de cara quemada (αιθ- quemada ὄψ faz). No obstante, antiguas fuentes etíopes afirman que el nombre deriva de “‘Ityopp’is” (quien fue hijo del bíblico Cush, bisnieto de Noé).

DATOS OBJETIVOS

109.224.559

habitantes (2º país más poblado de África, después de Nigeria).

Fuente: worldbank – 2018  

0,463

IDH (Índice de Desarrollo Humano) puesto nº 173 sobre 189 países de la ONU.

Fuente: HDR

66

años es la esperanza de vida.

Fuente: Banco Mundial

59 de cada 1.000

niñas/os menores de cinco años muere al nacer.

Fuente: Banco Mundial

2,5%

tasa de crecimiento demográfico.

55%

de jóvenes entre 15 y 24 años no saben leer ni escribir.

Fuente: Banco Mundial

84.355.462,49 US$

PIB per cápita en (2018).

Fuente: Banco Mundial

LA POBLACIÓN ETÍOPE

Los principales grupos étnicos de Etiopía son: Oromo, Amhara, Tigray, Sidama, Hadiya, Somalíes, Afar, Gurage, Gamo, Welaita, Argoba y Rastafari. Existen además diferentes tribus minoritarias, tales como: Surma, Mursi y Hamer..

Cerca del 80% de la población etíope vive en zonas rurales y las zonas urbanas acogen cerca del 17% de la población total de Etiopía, aunque está creciendo a pasos agigantados por el deterioro del área rural. El país se encuentra dividido en 9 regiones administrativas basadas en la etnia y dos ciudades con estatus especial (Addis Abeba y Dire Dawa). Su idioma es tan rico como sus grupos étnicos, el amárico, el geez, el tigriña, el oromo, el gurage, el somalí y el árabe son las lenguas más extendidas, aparte de otros idiomas locales. El amhárico es el idioma oficial, aunque aproximadamente se hablan otras 80 lenguas. El inglés está ampliamente extendido.

Grandes cambios históricos en el clima político, así como trastornos de diversa índole y migraciones causadas por conflictos civiles, han tenido un fuerte impacto en las poblaciones de las zonas rurales. El inicio de la sequía de 2001 (que ha continuado en años posteriores con mayor o menor envergadura) redujo drásticamente las posibilidades de las familias rurales pobres del país, y lo sigue haciendo.

Aunque Etiopía ha estado experimentando una de las tasas de crecimiento más altas del mundo, con un incremento del producto interno bruto (PIB) a un promedio del 10% durante los últimos tres años, sigue siendo uno de los países más pobres. Ocupa la posición 173 de los 189 países en el ranking del Índice de Desarrollo Humano, con un ingreso promedio per cápita mucho menor que el promedio del África subsahariana.

La incidencia y severidad de la pobreza es mayor en las zonas rurales que en las urbanas (52% y 36% respectivamente) y se distribuye uniformemente a lo largo de las zonas rurales. Esta población rural pobre carece de infraestructuras básicas, como los servicios de salud y educación, los servicios veterinarios y el acceso al agua potable. Además, el analfabetismo, el impacto del HIV-SIDA y la inseguridad alimentaria continúan siendo desafíos importantes.

El sector de la agricultura es la columna vertebral de la economía regional, al cual se dedica el 90% de la fuerza de trabajo de la región y es una base para el sustento de la mayoría de sus habitantes. La tierra cultivada de la región está muy fragmentada, es poco fértil y el sistema de cultivo utilizado es muy tradicional.

LA REGIÓN DONDE TRABAJAMOS

Tigray es una región de las 9 que componen Etiopía. Esta región está compuesta por 35 Woredas, o regiones administrativas. Haciendo un símil con la ordenación territorial que tiene el País Vasco, Tigray sería la comunidad autónoma, y cada Woreda sería la figura equiparable a una provincia, con competencias propias y compuesta a su vez por varios municipios. Cada Woreda o provincia tiene diferentes oficinas o departamentos que se encargan de gestionar las competencias que tiene transferidas la región del Tigray.

Los proyectos se llevan a cabo en la región del Tigray, en 10 localidades diferentes ubicadas en cuatro Woredas diferentes.

UTOPÍA

El concepto utopía se refiere a la representación de un mundo ideal o irónico que se presenta como alternativo al mundo realmente existente, mediante una crítica de éste. El término fue concebido por Thomas More en su obra “Dē Optimo Rēpūblicae Statu dēque Nova Insula Ūtopi”a, donde ‘Utopía’ es el nombre dado a una isla y a la comunidad ficticia que la habita, cuya organización política, económica y cultural contrasta en numerosos aspectos con las sociedades humanas de su época.

La nuestra, es una utopía social; íntimamente relacionada con el deseo de dar un sentido a la vida y alcanzar la felicidad, tenemos la necesidad y la búsqueda de un mundo mejor, más solidario. ¡Buscamos un mundo justo!

Ya Platón puso de manifiesto que un mundo ideal en el que todos sus miembros viviesen felices y satisfechos solo era posible si ese mundo era un mundo justo, pues un Estado es ideal (constituye una utopía) si en él reina la justicia.

 

“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.”

 

Eduardo Galeano