10 escuelas
2170 niñas
1800 niños

Fechas:
diciembre 2018 – junio 2019

Inversión:
60.000€

Completado

Datos de partida

En la región se contabiliza que el 51% de las niñas no acuden a la escuela durante la menstruación. Los motivos son la falta de medios (algodón, telas..) y el tabú cultural y religioso. Durante la menstruación las mujeres están consideradas impuras.
Según los datos recogidos por la ONG local y las autoridades de la zona este absentismo se traduce en un fracaso escolar del 39% entre las niñas.

 

El proyecto

El proyecto se centra en 10 escuelas de cuatro zonas de la región de Tigray. La intervención en las 10 escuelas se lleva a cabo con la ONG local REST. La intervención consiste en fortalecer los clubs de chicas creados en todas las escuelas, dotándoles de formación y materiales para el manejo de la higiene menstrual femenina. El plan es hacer que estos clubs de chicas sean autosuficientes y vayan formando de manera continua a las niñas que cada año se incorporan.

Con el objetivo de reducir el tabú cultural y romper la cultura del silencio, el proyecto tiene como punto fuerte la promoción de la higiene, no solo menstrual sino general para, de esta manera, involucrar a todo el alumnado, todo el profesorado y por extensión toda la comunidad.

Otro aspecto que cubre el proyecto, es la creación o fortalecimiento de pequeños negocios que llevan a cabo las estudiantes para poder generar una fuente de ingresos que les permita comprar materiales como algodón tela y jabón para el manejo de la higiene menstrual.

Los beneficios de la normalización de la menstruación repercuten a la larga en toda la sociedad, haciendo de esta una sociedad más igualitaria y por lo tanto mas justa.

Proyectos educación voluntariado etiopía