Etiopía

Etiopía, oficialmente la República Democrática Federal de Etiopía (amárico: ኢትዮጵያ, Ityop'iya), antiguamente conocida como Abisinia o Alta Æthiopía, es un país situado en el Cuerno de África. Limita al norte con Eritrea, al noreste con Yibuti, al este con Somalia, al sur con Kenia y al oeste con Sudán y Sudán del Sur.

Único entre los países africanos, Etiopía nunca ha sido colonizada, manteniendo su independencia durante toda la Repartición de África, excepto por un periodo de cinco años (1936-1941), cuando estuvo bajo la ocupación italiana. Es también la segunda nación más antigua del mundo en adoptar el cristianismo como religión oficial. Su capital y ciudad más grande y poblada es Adís Abeba.

El nombre Etiopía se deriva del griego Αἰθιοπία Æthiopia, proveniente a su vez de Αἰθίοψ Æthiops ‘etíope’ que en griego significaría de cara quemada (αιθ- quemada ὄψ faz).3 No obstante, antiguas fuentes etíopes afirman que el nombre deriva de "'Ityopp'is" (quien fue hijo del bíblico Cush, bisnieto de Noé).

Etiopía tiene una población estimada de 84.320.987 habitantes.20 La esperanza de vida es de 52 años. El promedio de hijos por mujer es de 6, una de las tasas más altas del mundo. Se calcula que 980.000 personas, o el 1,25% de la población, está infectada con el virus de VIH.

Los principales grupos étnicos de Etiopía son: Oromo, Amhara, Tigray, Sidama, Hadiya, Somalíes, Afar, Gurage, Gamo, Welaita, Argoba y Rastafari.

Existen además diferentes tribus minoritarias, tales como: Surma, Mursi y Hamer..

Su idioma es tan rico como sus grupos étnicos, el amárico, el geez, el tigriña, el oromo, el gurage, el somalí y el árabe son las lenguas más extendidas, aparte de otros idiomas locales. El inglés y el italiano son bastante usados también, sobre todo en los negocios, aunque el uso del italiano cada vez es más reducido.